Durante 90 minutos la vicepresidenta de la Nación hizo una exposición desnudando la trama política del raid judicial que existe detrás de la causa  por la obra en Santa Cruz en la que los fiscales pidieron su inhabilitación y 12 años de prisión. “La sentencia está escrita, y la Justicia permite violar todas las normas” comentó sobre lo que espera del Tribunal Oral Federal 2 que rechazó su pedido para ampliar la declaración indagatoria.

“No sólo no hay ninguna prueba, sino que se comprobó todo lo contrario” afirmó Cristina asegurando que el juicio denominado Vialidad “empezó con una ficción, un guión que además de bastante malo, era falso” ya que “nada de lo que dijeron los fiscales fue probado; sino que, al contrario, se comprobó que era exactamente al revés de lo que se decía”

La ex Presidenta recordó la protección que tiene el macrismo en el ámbito judicial y puso de ejemplo al prófugo desde hace más de 600 días, Pepín Rodríguez Simón quien también extorsionó a Gils Carbó con amenazas a su familia para que renunciara.  “Ninguno de nosotros se profugó cuando nos amenazaron, ustedes huyen. Pepín Simón lleva más de 600 días prófugo” “Nosotros nos presentamos en la Justicia, Ustedes huyen. Ante la primera citación que tienen huyen”,

Cristina definió a los medios Clarín y La Nación, como “las dos naves insignia del lawfare, jamás cubrieron el juicio”. 

También dio cuenta de una serie de llamadas de cercanía que mantuvieron empresarios macristas como Nicolas Caputto (el hermano de la vida de Macri) con José López, el funcionario que revoleó los bolsos con 9 millones de dólares de coimas pagadas por empresas constructoras que no fueron investigadas por la justicia ni mencionadas por los fiscales de esta causa por la obra en Santa Cruz.

Cristina mostró la relación de los dólares de los bolsos de José López con Macri y dijo que los fiscales no investigaron “porque no les convenía, porque aparecieron ellos, los macristas”. Leyó mensajes entre el empresario amigo de Macri, Nicolás Caputo y José López, que fueron omitidos por el fiscal Luciani: “¿No lo investigó porque lo conoce de los vestuarios de Los Abrojos donde juegan juntos al fútbol”?