Por Claudio Leveroni

A medida que los días transcurren, camino al primer mojón de la parada electoral establecido para el 23 de este mes, el panorama electoral se va despejando en los procesos internos de cada fuerza política. Ese día deben presentarse las listas para las primarias que se desarrollarán el 22 de octubre.

El Frente de Todos (posiblemente se presente con otro nombre) tiene lanzados formalmente para llegar a Casa Rosada a tres candidatos, Daniel Scioli, Agustín Rossi y Juan Grabois.

Un cuarto aspirante, Wado de Pedro, ofrece señales inequívocas de esperar el momento indicado para hacerlo. Faltan aún sellar algunos detalles, relacionados a la distribución en las listas, para que el Frente Renovador que lidera Sergio Massa, y Cristina Fernández establezcan la fecha del lanzamiento a la candidatura presidencial del actual ministro del Interior.

En el mientras tanto, Wado va fortaleciendo su perfil de amplitud de diálogo en busca de consensos. Se mostró con veteranos dirigentes gremiales articulando un apotegma que representa un auténtico ADN del peronismo, el movimiento obrero como columna vertical. No excluye a nadie en ese recorrido. Participó de un acto y recibió el apoyo impensado hasta del gastronómico Luis Barrionuevo.

Scioli va recogiendo adhesiones del entorno presidencial. La ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, ya anunció que será su candidata a la gobernación bonaerense. Se entusiasman con su candidatura el canciller Santiago Cafiero y el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, quien comentó que Wado de Pedro “no tiene experiencia en la gestión”. Si bien Alberto Fernández no lo expresó en primera persona, su adhesión a Scioli llega a través de un comunicado del partido que él creó, del Trabajo y la Equidad (ParTe).

Al embajador argentino en Brasil se lo escucha decir que está dispuesto a competir, no se bajará. El entorno le cree. Un spot publicitario adelanta que su campaña girará más en derredor de su figura que en criticar al rival interno. Más aún, competirá con grajeas de humor al estilo Wado. Ese video (ver al pie de la nota) él mismo se presenta como el “Pichchi” mostrándolo socarronamente en un partido de fútbol donde le cobraron una “mano”. Desopilante.

Difícilmente el oficialismo tenga cuatro precandidatos presidenciales en las PASO.  Grabois adelantó que Wado podría ser su candidato, dejando abierta la posibilidad de bajar su postulación. El Frente Patria Grande que conduce logró posicionar, en elecciones anteriores, a legisladores nacionales, provinciales y conejales. El abogado de San Isidro nunca fue candidato. La postergación personal es una postal poco habitual en la construcción política. Grabois la transformó en su propia virtud.

Agustín Rossi si bien anunció su candidatura, para la que está buscando consenso en todo el país, también expresó que si las circunstancias se encaminan a acompañar a otro compañero, lo hará. El Jefe de Gabinete se encuentra muy bien posicionado entre la militancia peronista. Es allí donde suma adhesiones, aunque le cuesta conseguir que se encolumnen formalmente cuadros políticos en funciones. Allí los intereses personales juegan fuerte.