Como respuesta al pedido de ayuda humanitaria realizado por Cuba ante las consecuencias sanitarias por el terrible incendio en la zona industrial Matanzas, una ciudad portuaria a 100 kilómetros al este de La Habana, este lunes 15 partió desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, la primera carga de donaciones argentinas para el hermano país caribeño, compuesta por más de 2.7 toneladas de insumos sanitarios, y posteriormente se concretarán otros dos envíos restantes el jueves 18 y el viernes 19 de este mes.

La evaluación de los daños ocasionados por el incendio, cuya extinción recién pudo lograrse el viernes pasado después de diez días de tareas, aún esta siendo evaluada por las autoridades. Las llamas que destruyeron cuatro de los ocho tanques de almacenamiento de hidrocarburos de la instalación, dejaron al menos dos fallecidos, más de un centenar de lesionados, y 14 personas desaparecidas.

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó la disponibilidad y el envío de 10 mil guantes; 500 mamelucos con capucha; 2400 kits de camisolines, cofias y botas; 3 mil camisolines con puño; 20 mil barbijos tricapa; 10 mil barbijos KN95; 50 termómetros infrarrojos; mil delantales plásticos descartables y 200 máscaras protectoras faciales; que conforman más de 800 kilos de mercadería en 155 bultos.

El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires confirmó la puesta a disposición de los siguientes insumos: 1.150.000 guantes de látex; 30 paquetes de algodón; 50 unidades de vendas no estériles; 50 unidades de vendas estériles; 35 unidades de gasas estériles; 300 unidades de catéter; 200 unidades de cánulas; 95 kits de catéteres venosos centrales; seis unidades de sulfadiazina (crema) y  25000 apósitos algodón gasa.

El peso total de ambas cargas oscila las 7 toneladas y un valor aproximado de USD 55 mil. Por otra parte, la Dirección Nacional de Planificación y Coordinación de Asistencia Humanitaria realizó las gestiones ante Aerolíneas Argentinas para garantizar el transporte aéreo de las donaciones, y se obtuvo el compromiso para transportarlas, sin erogación alguna, en los vuelos regulares que cubren la ruta Buenos Aires – Punta Cana – La Habana tres veces por semana.