El Presidente Fernández recogió el guante y pareció contestarle a la vicepresidenta al señalar este martes su agradecimiento “a las organizaciones sociales que estuvieron al lado nuestro para contener a los más vulnerables. Aún cuando algunos hagan picardías que no convalidamos. Lo que no es bueno es generalizar”.

En su discurso de ayer en Avellaneda, durante el plenario de la CTA, Cristina cuestionó la tercerización de los planes de asistencia a través de las organizaciones sociales y llamó la atención al gobierno señalando que debía poner más control sobre el millón trescientos mil planes que hay en la actualidad, multiplicados por tres durante la administración de Macri.

La Vicepresidenta planteó que debería descender el número de beneficiados en relación al descenso en los niveles de desocupación resaltando que el Estado nacional debe recuperar “el control, la auditoría y la aplicación” de estas políticas. “Hoy estamos en un 7% de desocupación, estamos a 1,1 punto de alcanzar el 5,9 que teníamos allá por el 2015, pero tenemos 1.300.000 planes. Hay algo que vamos a tener que revisar”, comentó Cristina.