El Presidente Alberto Fernández  alertó este sábado en el Chaco que el enemigo que tiene Argentina “es la maldita derecha que quiere volver para someter al pueblo argentino”. También pidió  que “nunca más” haya divisiones, refiriéndose al Frente de Todos el espacio político que encabeza el peronismo, al señalar que “entre nosotros las diferencias no están dadas en las cuestiones de fondos, sino por las formas y los modos. El enemigo nuestro no esta dentro del Frente de Todos”.

Al participar en el primer congreso del Frente de Todos (FdT) de Chaco, acompañado por el gobernador Jorge Capitanich, el primer mandatario pidió a sus partidarios, “que nadie nos confunda, entre nosotros no hay diferencias ni enemigos hemos aprendido a respetarnos con esas diferencias” para recordar que “el día que nos dividimos Macri fue Presidente”

También destacó que el verdadero peligro para nuestro país está “en la derecha impiadosa que tuvo un Presidente que generó el mayor desastre social que la argentina recuerde, que “nos endeudó como nadie se había animado a endeudarnos y anda por los canales dándonos cátedra de gobernabilidad. Esto es lo peor que nos puede pasar, que estos personajes vuelvan a crecer.

Fernández resaltó que el gobierno tiene una primera obligación y es con los desposeídos con los que están en la pobreza, y al mismo tiempo “tenemos la responsabilidad que la riqueza que genera Argentina no se quede en el bolsillo de unos pocos y se distribuya entre los 47 millones de argentinos”.