El gobierno nacional anunció un acuerdo estratégico entre YPF y la petrolera estatal de Malasia, Petronas, que da paso a una segunda etapa de inversiones relacionadas a la explotación de gas no convencional de Vaca Muerta, cuya reserva esta evaluada para 161 años más.

El presidente Alberto Fernández aencabezó el acto en el CCK, junto al titular de YPF, Pablo González, y el CEO de Petronas, Datuk Tengku Muhammad Taufik. El anuncio dio cuenta de un acuerdo de estudio y desarrollo conjunto para la construcción en Argentina de una planta productora de GNL, la infraestructura más importante de los últimos 30 años en la matriz energética argentina.

Este proyecto estratégico para la soberanía energética del país, será desarrollado mediante una sociedad entre YPF y Petronas, la empresa petrolera estatal de Malasia y una de las cuatro firmas más importantes de GNL en el mundo, con presencia en más de 50 países.

Ambas empresas trabajan juntas desde 2014 en el desarrollo de Vaca Muerta, la segunda reserva de gas no convencional del mundo. Ahora, con la unión de YPF y Petronas para desarrollar la planta de GNL, “estamos asistiendo a una suerte de poner una piedra fundacional de un tiempo en donde la Argentina ingrese de otro modo al mundo global”, remarcó el jefe de estado durante la presentación del proyecto.

Se estima que una vez finalizada la construcción del gasoducto Néstor Kirchner y de un puerto Argentina podrá exportar 460 barcos por año Actualmente, en el pico de consumo de invierno nuestro país importa alrededor de 35 barcos de GNL por año. Cuando la planta de GNL alcance su capacidad máxima Argentina exportará más de 460 barcos anuales, convirtiendo al GNL en uno de los principales sectores exportadores y generadores de divisas para el país, además de ser una energía limpia clave en la transición energética.