Con la vehemencia violenta que lo caracteriza Javier Milei volvió a atacar al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, colocándolo en el centro de sus críticas al tratarlo de “comunista” y “corrupto”. De ser electo presidente Milei señaló que no se reunirá con Lula, colocando la relación entre ambos países en una situación de tirantez perjudicial para la relación politica, cultural y comercial entre ambos países..

En una entrevista concedida al escritor y periodista peruano Jaime Bayly, donde tras una pregunta direccionada por el entrevistador, que había definido a Lula como “un gran corrupto”, el postulante ultraliberal dijo estar de acuerdo (“obvio”, coincidió) y además llamó “comunista” al dirigente metalúrgico y fundador del PT.

Daniel Scioli, embajador argentino en Brasil, salió al cruce para remarcar que el mandatario brasileño “no es comunista ni corrupto” y exigir que los candidatos tengan “responsabilidad en la defensa de los intereses del país”.

Milei también anunció que de ganar el balotaje del 19 de noviembre ordenará que se retiren las embajadas en Venezuela, Cuba, Nicaragua, Irán y Corea del Norte, entre otros países. Además, adelantó que pedirá el traslado de la embajada argentina en Israel desde la ciudad de Tel Aviv, donde se encuentra actualmente, a Jerusalén, como lo hiciera en 2018 el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y como intentó hacer el exmandatario brasileño Jair Bolsonaro.