Vecinos porteños que viven en Palermo presentaron un amparo colectivo ambiental para frenar la construcción de una torre de 20 pisos proyectada sobre la calle Lafinur al 3.100, que emporará la calidad de vida de quienes habitan la zona. La obra es una de las tantas habilitadas por convenios urbanísticos entre el GCBA y desarrolladores inmobiliarios que se han transformado en una verdadera peste para los barrios de la ciudad.

La diputada Claudia Neira (FdT), que estuvo recorriendo la zona, señaló que la construcción de torres es una constante de la administración Larreta, destacando que también visitó “a los vecinos que serán afectados por el convenio de Av. Álvarez Thomas 401 donde se va a construir una torre de más de 15 pisos”.

El amparo judicial de los vecinos de Palermo se radicó en el Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario 13, patrocinada por Jonatan Baldiviezo, presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC).

Los vecinos cuestionan al gobierno porteño señalando en la presentación que “ha incumplido su obligación de producir la información y los estudios que establece el Plan Urbano Ambiental y normas concordantes. Ninguno de los documentos, estudios y dictámenes que fueron reseñados fueron elaborados o cumplidos de forma previa a la firma del convenio urbanístico firmado”. Teniendo en cuenta estas consideraciones solicitan la nulidad del permiso de construcción de semejante torre.