Después del sorpresivo comunicado de la agroexportadora, conocido este miércoles, anunciando un acuerdo con el 67% de sus acreedores de una deuda que supera los 1.500 millones de dólares, se abre un compas de espera para saber que determinación asumirá la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Santa Fe.

El máximo tribunal de justicia de esta provincia es quien tiene la causa en la actualidad, después de quitársela al juez Civil y Comercial de Reconquista Fabián Lorenzini, quien venía llevando el concurso de acreedores y había establecido el día de hoy como plazo límite para la presentación de una propuesta de pago por parte de Vicentín. La intervención de la Corte Provincial, tras un planteo de un acreedor, la firma Commodities, suspendió esos plazos procesales establecidos por Lorenzini.

El gobierno nacional sigue con atención este proceso después de haber insinuado una intervención directa en 2020 semanas después que la propia Vicentín anunció que ingresaba en un proceso de cesación de pagos. El directorio, que tiene a la totalidad de sus integrantes procesados y libres por haber pagado una caución de casi 10 millones de dólares, anunció un acuerdo con unos mil acreedores entre quienes se encuentran productores y bancos extranjeros. La banca pública no aparece entre ellos.

El Banco Nación es el principal acreedor de Vicentin con 300 millones de dólares. Fueron entregados por la gestión que respondía a la administración nacional de Mauricio Macrien durante las últimas semanas anteriores al anuncio de la agroexportadora que ingresaba a un default. Una maniobra sospechada de ilícita por la justicia. Están en la mira, además de los ejecutivos de la empresa, los ex directivos de Banco Nación entre ellos quien comandó las acciones, Javier González Fraga.

El diputado Carlos Del Frade (Frente Social y Popular), que sigue muy de cerca el proceso judicial, afirma que es necesario poner la atención en Renova, una de las 33 empresas del consorcio, valuada en 851 millones de dólares. El legislador es parte de un sector del oficialismo que apunta a recuperar Vicentin como principal exportadora argentina bajo una figura de empresa mixta con mayoría estatal. Frade señaló que se deben recuperar “los 791 millones de dólares fugados, defender las fuentes laborales y recuperar el control del comercio exterior de granos a favor del pueblo”.