Las interpretaciones sobre la aparición del video de tres horas donde se muestra como operaba la mesa judicial en la provincia de Buenos Aires para perseguir y encarcelar a adversarios sindicales y políticos en los años de la gobernación de María Eugenia Vidal, sigue generando interpretaciones varias.

Una de estas interpretaciones parte de una pregunta medular ¿Cómo llegó a la AFI ese video, y quién puede tener otros similares y hasta más comprometedores? A la justicia Federal de La Plata, que ya inició una causa penal imputando al ex Ministro de Trabajo de Vidal, Marcelo Villegas, se lo presentó la Agencia Federal de Investigaciones (AFI). Según argumentó su titular Cristina Caamaño fue hallado en una de las computadoras de la Agencia. Nadie se anima a descarta que halla sido el último eslabón en la cadena de trasferencias del video cuyo inicio puede solo pertenecer a alguien con inclinación por espiar, grabar y utilizar el contenido cómo herramienta en el momento conveniente.

Después de varios días de permanecer en silencio Vidal dio una entrevista en un canal opositor que está bajo sospecha de pertenecer a Mauricio Macri. Allí, descargó una explicación argumentalmente muy pobre. Llegó a cuestionar al “Pata” Medina como si su sospecha fuera una prueba en si mismo que permite sortear el debido derecho jurídico que asiste a todas las personas. El dirigente gremial de la UOCRA (La Plata) fue  el destinatario central de la reunión que muestra el video de junio de 2017, donde participaron también el intendente de La Plata, un legislador provincial, agentes del AFI, otros funcionarios provinciales y empresarios de la construcción.

Esa reunión se realizó en un despacho del Banco Provincia en la Ciudad de Buenos Aires adaptado para grabar reuniones sin que los asistentes sepan. No fue, seguramente, la única reunión de la que ha quedado algún registro fílmico. Esto, en si mismo, genera temores en muchos que desfilaron por ahí. Algunos, inclusive, han sido dirigentes del Juntos por el Cambio que se encuentran temerosos de haber quedado registrados en alguna de esas cumbres indiscretas. Si alguien tiene más filmaciones se sabrá en su debido tiempo.

En ese contexto la senadora provincial Teresa García (FdT) se despacho con una interpretación tan propia como muy particular referida al porque de la aparición de Vidal en el canal opositor. Para García la declaración de la ex gobernadora se enmarca en “un acto de rendición, un tributo”, ante quien dejó escapar el video que está en la justicia. La titular del bloque del Frente de Todos en la Cámara alta bonaerense agregó que la ex Gobernadora “tiene la responsabilidad política e institucional de la mesa judicial. Definitivamente no puede desconocer lo que pasaba”, recordando que también se cablearon las cárceles en la provincia de Buenos Aires para escuchar a los detenidos políticos y, también, se utilizó asuntos internos de la policía bonaerense para realizar espionaje ilegal. Todas responsabilidades que recaen en la figura de Vidal.