Un alumno de 13 años concurrió a una escuela del barrio porteño de Belgrano con dos armas de juguete, lo que derivó en una intervención policial y concluyó con una sanción al chico por parte de la autoridades educativas, informaron este martes fuentes policiales.

El hecho ocurrió este lunes por la mañana en la Escuela Normal Superior Nª 10 “Juan Bautista Alberdi”, ubicada en O’Higgins al 2400, del barrio de Belgrano, a donde concurrió personal de un “móvil Escuela” de la Policía de la Ciudad tras conocerse un video en el que se ve al joven sentado en el primer banco del aula mientras manipula lo que a simple vista es un arma de fuego.

Una vez en el lugar, los efectivos de la Comisaría Vecinal 13 A confirmaron con las autoridades escolares la existencia de dos armas de plástico, que son de juguete, que estaban en poder de un alumno. La directora del establecimiento contó que se le pidió al alumno que exhiba sus pertenencias, y que fue allí que hallaron esos dos elementos, explicaron las fuentes.

Con los datos recabados, la policía se comunicó con el Juzgado Nacional de Menores Nº 1, a cargo de Cristian Von Leers, y tras informar de lo sucedido a la titular de la Secretaría 2, Giselle Saunier Rebori, se dispuso que se haga la consulta con la Fiscalía Contravencional.

Entonces, el fiscal del Área de Flagrancia Norte, Norberto Brotto, ordenó que se labre un expediente de constancia y que las armas de juguete fueran entregadas a la madre del alumno.

Una vez que se notificó sobre la actuación judicial, madre e hijo se retiraron de la escuela, que este martes por la mañana no tuvo concurrencia de alumnos por una capacitación docente.

Sobre lo sucedido, la supervisora de Nivel Medio de Escuelas Normales, Alejandra Illuzzi, contó este martes a la mañana en diálogo con el canal de noticias TN que “en el día de ayer (por el lunes) se llevó al alumno a vicedirección y en presencia de autoridades y del centro de estudiantes se le pidió que vacíe la mochila”.

Se encontraron dos armas de juguete que no le funcionaban y que dijo que las iba a llevar a arreglar. En ese momento, se llamó a la mamá y a la policía, quien constató que esas armas no tenían poder de daño”, explicó la funcionaria porteña, quien luego aclaró que “la fiscalía desestimó el caso por no considerarlo de gravedad”.

Asimismo, Illuzzi explicó que el lunes el estudiante fue retirado por la madre de la escuela y que las autoridades escolares le aplicaron una sanción del sistema de convivencia, “por lo que ahora tiene una suspensión automática por una cantidad de días“.