La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) denunció penalmente este martes a Susana Giménez por presunta evasión fiscal por un monto de $50 millones, sin contar los intereses del caso. La conductora no hizo “ninguna declaración engañosa ni ocultación maliciosa, ni mucho menos una defraudación al Fisco”.

La denuncia penal es por negarse a presentar la Declaración Jurada de Bienes Personales del año 2019, paso previo indispensable para pagar dicho impuesto.

Se llega a la determinación de la deuda ($50.000.000) porque lo que sí hizo fue responder a los requerimientos previos (declaración jurada de patrimonio y otros trámites), pero se negó sistemáticamente a presentar la DDJJ de Bienes Personales, aduciendo que la reforma sancionada por el Congreso a fines de ese año es “confiscatoria”.

Solicitó una cautelar en el marco de una acción declarativa de inconstitucionalidad (JNCAF 10 – Expte 2254/21) por el incremento de la alícuota de BP 2019 . Esta medida se rechazo por el juzgado, fue apelada y luego solicitó el desistimiento del recurso de apelación cuando se dicta la resolución de Determinación de oficio.

En el mismo expediente presenta otra cautelar para que no la denunciemos penalmente que fue rechazada en julio 2022 porque no se advierte en principio arbitrariedad en el accionar de la Administración. La misma fue apelada y a la fecha no hay resolución.

Sin embargo, no existe medida judicial notificada a la fecha que nos impida que continuemos con el procedimiento. Por lo tanto, tras una serie de intimaciones no respondidas, se procedió a la denuncia penal. Salió sorteado el Juzgado Penal Económico número 5, a cargo del Dr Diego Amarante.