En el entorno de Larreta, que por estas horas pasea por Alemania, están que trinan contra la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, después de las sus declaraciones despreciando al trabajador público y equivocándose en los requisitos que necesarios para ingresar a trabajar en organismos como el PAMI.

Acuña se despachó señalando que en el Estado “consigue trabajo el que no estudió”. No se quedó solo ahí. Recostándose sobre una denuncia penal presentada por la diputada Marcela Campagnoli (JxC), contra la directora de PAMI Luana Volnovich por la efectivización de 206 empleados en cargos de planta permanente, señaló que los mismos no contaban siquiera con título secundario en su currículum.

“El Estado termina siendo el único lugar donde consiguen trabajo las personas que no estudiaron. Se está mandando un mensaje equivocado porque el Estado es el único lugar donde, a pesar de no estudiar, pueden trabajar”, sostuvo Acuña en declaraciones a Radio Mitre.

Volnovich le envió una carta a la ministra Acuña para desmentir lo dicho y aclararle que para el ingreso a la institución es requisito el secundario completo. La carta de de la funcionaria dice textualmente: “Me dirijo a usted con motivo de las declaraciones que realizara a Radio Mitre en el día de la fecha. En la entrevista con esa radio usted manifiesta su desacuerdo con el ingreso al Estado por parte de personas con secundario incompleto, haciéndose eco de noticias que circularon esta semana acerca de nuestra gestión en PAMI. Es mi deber institucional informarle que la noticia que salió publicada en Clarín, y que luego fue recogida por otros medios, es absolutamente falsa. Es requisito tener secundario para ingresar a PAMI