El ministro de salud de la Provincia de Buenos Aires, Nicolas Kreplak, dio a conocer este sábado una situación cada vez más preocupante relacionada con grupos de derecha muy violentos que se oponen al pase sanitario y medidas preventivas para controlar el avance de la pandemia. Krepalk denunció el atentado con un explosivo que sufrió en el frente de su casa el médico Maximiliano Núñez Fariña, Director Ejecutivo de la Región Sanitaria 1 (Bahía Blanca).  

“Por segunda vez en menos de un año, grupos no identificados vandalizan sedes partidarias y domicilios particulares dejando panfletos con consignas que intentan amedrentar y amenazar”, informó Kreplak. Los panfletos arrojados por los terroristas afirman: “Quieren muertos…los van a tener”. 

“Estas son prácticas de la época mas oscura de nuestra historia, que en tiempos de larga democracia no podemos permitir que pasen” señala el ministro de salud tras solidarizarse con el personal sanitario de Bahía Blanca amedrentado por la furia de estas bestias.