La AFIP informó este jueves que extendió por seis meses la vigencia del reintegro por consumos con tarjeta de débito de los sectores de menores ingresos. El beneficio alcanza a jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo y titulares de la AUH y la AUE. La medida ofrece un impulso adicional a los consumos que realizan todos los meses más de 1,3 millones de personas.

El reintegro tiene un tope de $1.200 mensuales por beneficiario/a y para los titulares de la AUH con 2 o más hijos el monto máximo será de $2.400 mensuales. El beneficio se extiende hasta el 30 de junio de 2022. Alcanza a compras realizadas en farmacias, mini, súper e hipermercados, kioscos y almacenes.

Este año también se incorporaron al reintegro las compras realizadas en farmacias, que se sumaron a las vigentes operaciones realizadas en mini, súper e hipermercados, kioscos y almacenes. La herramienta favorece el acceso a servicios financieros y así permite coadyuvar a la reducción de las brechas sociales, territoriales y de género.