Graves irregularidades encontraron inspectores de la AFIP durante una fiscalización presencial a una importante firma exportadora de Río Segundo, Córdoba. Los inspectores constataron faltantes por un total de 4.870 toneladas de cereal, equivalentes a la carga de 162 camiones, lo que dio lugar a multas millonarias y a la clausura del establecimiento. Desde el organismo recaudador se señaló que las maniobras de evasión con granos representan más de 300 millones de pesos

La empresa se dedica a la actividad de procesamiento de granos para su posterior venta en el mercado externo. Las tareas de control sobre este operador de la cadena agrocomercial consistieron en el cubicaje de la mercadería almacenada. Como resultado de estas acciones, el personal de la AFIP comprobó que el stock real era menor al informado en los registros del organismo.

La diferencia con las existencias efectivamente encontradas asciende a 870 toneladas de maíz flint y 4.000 toneladas de maíz pisingallo, valuadas en más de 300 millones de pesos. En ese sentido, la firma fiscalizada no contaba ni había emitido la documentación que justificara el egreso de la mercadería o su incorporación a cualquier tipo de proceso productivo.

Las severas irregularidades desarticuladas por el personal de la DGI dieron lugar al cierre temporal del establecimiento, al tiempo que también se labraron actas de infracción. Por otro lado, se estableció una fecha de audiencia para que el contribuyente ejerza su derecho a defensa en el ámbito administrativo y aportar las pruebas que considere pertinentes.