En un encuentro en Casa Rosada este miércoles, que tuvo como objetivo informar los alcances de la audiencia de conciliación convocada por la Corte Suprema entre el Gobierno Nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires por los fondos coparticipables, los mandatarios provinciales coincidieron en respaldar la posición de la Nación ante una situación que puede hacer perder a las provincias 120.000 millones de pesos para el ejercicio en curso.

El presidente Alberto Fernández, junto al Jefe de Gabinete, Juan Manzur y el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, informaron los alcances de la audiencia de conciliación convocada por la Corte Suprema entre el Gobierno Nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires por la coparticipación.

El presidente Alberto Fernández afirmó que “esta discusión se da por el abuso de que alguien decidió darle más a la Ciudad de lo que le correspondía por ley” y puntualizó: “Nosotros estamos cumpliendo con la ley. Lo que está en juego es cómo funciona el sistema federal en la Argentina, que está en crisis. Soy porteño pero no me gusta vivir en una ciudad que demuestra tanta desigualdad con el resto del país. No quiero ser la Bélgica de la Argentina sino parte de la Argentina”.

El gobernador Jorge Capitanich sostuvo a su vez que “hay una exacción ilegal de recursos por parte de la ciudad de Buenos Aires al resto de las provincias argentinas”, recordó que “el 28% de la distribución territorial de los recursos están en CABA” y anticipó que se presentará en la Corte como “amicus curiae”. Su par santiagueño Gerardo Zamora, por su parte, sentenció: “La ciudad de Buenos Aires nos ha robado al país durante la era de Macri más de 500 mil millones de pesos en exceso, indebidamente y por un decreto. Lo que hicieron fue consolidar un atropello al federalismo”. Y el santafecino Omar Perotti aseveró: “Tenemos que recuperar esos fondos de la Nación porque en la misma materia de seguridad somos muchas provincias las que lo necesitamos”.

Participaron del encuentro los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Sergio Uñac (San Juan), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Omar Perotti (Santa Fe), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Osvaldo Jaldo (Tucumán), el vicegobernador Antonio Marocco (Salta) y el fiscal de Estado de San Luis, Eduardo Allende. También lo hicieron, de manera virtual, el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y el vicegobernador de Río Negro, Alejandro Palmieri.

Los gobiernos de la Nación y de la Ciudad tuvieron el 10 de marzo pasado una audiencia pública ante la Corte Suprema de Justicia para tratar de arribar a un acuerdo sobre el diferendo por el porcentaje de fondos transferidos al distrito, que pasó de 1,4% de la coparticipación al 3,75% durante la presidencia de Mauricio Macri, algo que luego fue modificado en 2020. El máximo tribunal dio a las partes 30 días hábiles para llegar a un acuerdo, plazo que vence el 26 de abril.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, llevó una demanda a la Corte Suprema (es quien trata los conflictos entre jurisdicciones provinciales) quejándose por el decreto de Alberto Fernández de septiembre de 2020 que redujo del 3,5 al 2,3 por ciento los fondos que recibe la CABA, después que desde la presidencia Mauricio Macri los había triplicado en 2016 sin justificar el destino de ese incremento. Más tarde modificó el decreto resaltando que era por el traspaso de la Policía Federal.