Las limitaciones para viajar al exterior, dado lo caro que le resulta hoy al argentino medio, más la recuperación económica leve de los últimos meses están dejando a los lugares turísticos de nuestro país al límite de su capacidad. Autoridades de la provincia de Buenos Aires aseguraron que en la primera quincena de enero hubo 2.982.000 turistas en la Costa Atlántica y en los destinos de río, lagunas, sierras y Delta.  Una ocupación hotelera casi plena en Monte Hermoso, PehuenCo, Villa Gesell, General Alvarado, Lobos, Chascomús y Carhué, entre otros lugares costeros.

De visita en el complejo Chapadmalal el gobernador Kicillof se mostró exultante con este presente: “Tenemos una temporada récord en la provincia  Las cifras de este verano superan el promedio de los últimos 5 años. Ya nos visitaron 7.400.000 personas desde el inicio de la temporada y 2.982.000 en la primera quincena de enero”.