La renuncia de Sergio Massa a la presidencia de la Cámara Diputados de la Nación dio paso a un momento histórico ya que su reemplazante, nominada este martes, resultó ser Cecilia Moreau. Nunca antes una mujer llegó a ese lugar en la historia de parlamentaria de la Cámara baja.

El dato, que bien detalló y celebró la diputada opositora Graciela Camaño en su discurso en la sesión especial, se potencia aún más si tenemos en cuenta que tanto en diputados como en senadores las presidencias de las mismas recaen en mujeres.

“Tengo una responsabilidad adicional por ser mujer y me genera un orgullo extra. Pero no se confundan, no voy a gobernar esta Cámara con mis hormonas sino con mi cabeza y corazón”, señaló Moreau en sus primeras palabras desde su lugar como titular del cuerpo parlamentario que se nutre por representantes del pueblo.