Una medida tan insólita como disparatada comenzará a regir a partir del próximo sábado para los automovilistas que circulen por las autopistas administradas por la Ciudad de Buenos Aires. Los que no tengan TelePASE pagarán el cuádruple de la tarifa establecida.

La empresa estatal porteña AUSA, que administra las autopistas de CABA, impuso este incremento que obliga a la utilización de un sistema, penalizando a los automovilistas que quieran pasar por las cabinas exclusivas del Telepeaje sin tener el dispositivo habilitado, con un monto que cuadruplica el valor vigente.

En enero Larreta ordenó el aumento de la tarifa de los peajes para el uso de autopistas el 45%. Los vehículos livianos pagan como mínimo para la “hora no pico” unos $61 en Alberti, $88,50 en la Illia y $215 en Autopista 25 de Mayo y Perito Moreno. A partir del sábado se multiplicará por cuatro para quienes no tengan TelePASE.