La directora del Ballet del Colón, Paloma Herrera, presentó su renuncia al cargo que ocupaba desde 2017., dos años después de haberse retirado de los escenarios cuando en octubre de 2015 se despidió del público de Buenos Aires con Romeo y Julieta en el Teatro Colón.

El Colón, que depende del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en un comunicado lamentó “la renuncia presentada por Paloma Herrera al cargo de Directora del Ballet Estable con fecha 31 de enero de 2022, a través de un correo electrónico dirigido a la Dirección General del Teatro”.

Los motivos del alejamiento los explicó Paloma Herrera en una nota publicada del diario Clarín. “No puedo tomar bailarines como refuerzo del cuerpo de baile y tampoco puedo hacer audiciones. El director ejecutivo (se refiere a Martín Boschet) me dijo en una reunión del 23 de diciembre que tengo que usar a toda la compañía; y tiene cien integrantes, es cierto, pero de los cuales cincuenta no bailan; entonces es obvio que tengo sólo cincuenta”, señaló.