Jugar de local en las entrevistas puede resultar fatal para aquellos dirigentes sin demasiado vuelo intelectual y lenguaje acotado. Le sucedió en las últimas horas a quien es el titular de la bancada radical en la Cámara de Diputados, el cordobés Mario Negri, que entusiasmado por las palmadas que recibía en un reportaje en Radio Rivadavia trastabilló en su propia torpeza dialéctica al comparar el aislamiento social y obligatorio que se implementó durante la pandemia para evitar la multiplicación de contagios con los campos de concentración Auschwitz del nazismo.

“Ayer hablaba con un médico amigo que se acordaba cuando su hijo vino y lo metieron en un hotel porque iba a contagiar a todo el mundo. Acuérdense de eso, era una simulación de Auschwitz. No te torturaban, pero saliste peor”, afirmó Negri durante la entrevista.

Tras una lluvia de críticas a su disparatada comparación el legislador radical tuvo que desdecirse. Desde su cuenta en la red Twitter escribió:  “En una crítica a la cuarentena hice una comparación totalmente desapropiada durante una entrevista radial. Pido disculpas. El horror de los campos de concentración no debe ser utilizado para analizar nuestros problemas. El Holocausto fue el crimen más brutal contra la Humanidad”