La Federación Argentina Municipios (FAM) rechazó este viernes el “ilegítimo reclamo” de la ciudad de Buenos Aires en el diferendo que mantiene con Nación por los fondos que recibió el distrito por parte del gobierno de Mauricio Macri para financiar el traspaso de la policía a su jurisdicción y que fueron redireccionados por la administración del presidente Alberto Fernández.

Ciudad de Buenos Aires no es una provincia, de modo que no corresponde el reclamo que planteó ante la Corte cuando el Gobierno nacional retrotrajo la asignación de recursos a los parámetros vigentes anteriores al inexplicable e inexcusable privilegio del gobierno del expresidente Mauricio Macri”, señaló la FAM a través de un comunicado.

Esta federación, que nuclea a intendentes de todo el país, consideró que “la medida cautelar” que pretende llevar adelante el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y sobre cuyo fondo debe expedirse la Corte Suprema “es un avasallamiento” a la asignación de recursos que debe realizar el Poder Ejecutivo hacia las provincias.

“Rechazamos el ilegitimo reclamo de la ciudad de Buenos Aires sobre la coparticipación federal (ante la Corte Suprema) y compartimos el lema de la declaración que hicieron los gobernadores: ‘El Federalismo no se negocia’“, subrayó la FAM en un texto firmado por su presidente, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

En este sentido, la federación resaltó su “acompañamiento al Foro Permanente de Vicegobernadoras y Vicegobernadores de la República Argentina (Fovira)” con el objetivo de que “los recursos del Estado Nacional sean distribuidos de manera federal” a las provincias del país.

“Adherimos firmemente al contundente informe técnico de la Comisión Federal de Impuestos que 21 provincias aprobaron“, expresó la FAM. “No caben dudas de que esos fondos deben ser asignados a los estados provinciales para que puedan ser distribuidos en atender a los 44 millones de argentinas y argentinos de manera justa y equitativa“, detalló el comunicado que también lleva la firma de su secretario ejecutivo, Juan Matteo.