Ocurrió este jueves en la localidad de Berisso donde  fue multado por obstruir una rampa para personas con discapacidad. Lejos de aceptar el correctivo del móvil de tránsito de esa localidad, Larreta se negó a firmar el acta y siguió su recorrido de campaña electoral por esta localidad del sur bonaerense.

Según consigna el portal primerafuente.com.ar el hecho se dio cuando el dirigente del PRO recorría la ciudad de Berisso junto al concejal Pablo Swar y dejar su auto mal estacionado, en Avenida Montevideo y calle 12, obstruyendo una rampa de acceso para personas disminuidas en su capacidad física. La infracción no pasó desapercibida para los vecinos quienes manifestaron su enojo ante lo que consideraron una muestra de impunidad del candidato presidencial de Juntos por el Cambio.

El enojo vecinal se incrementó cuando un inspector de Control Urbano le acercó el acta labrada y Larreta se negó a firmarla.