La multitud que se congregó frente al palacio de Tribunales en la tarde de este martes 1F coincidió en vocear varias consignas, todas relacionadas con la manipulación que un sector de la justicia realizó para sumarse a la persecución a opositores que funcionó desde una mesa judicial que respondía al Poder Ejecutivo entre 2015 y 2019. La corte Suprema quedó en el centro de la escena más crítica, hacia allí apuntaba el grueso de esas consignas.

Desde el escenario las actrices Luisa Kuliok y Cristina Banegas leyeron un documento dirigido a los Supremos. Antes, el juez Juan María Ramos Padilla sin medias tintas afirmó que deben renunciar todos los integrantes del máximo poder judicial, “se tienen que ir hoy. Van a quedar en la historia como la peor Corte que hubo, la que más delitos cometió”, lanzó ante una multitud congregada para dejar en claro su disconformidad con el funcionamiento anómalo del tribunal. Ramos Padilla fue el único orador, también quedó registrado como uno de los principales impulsores del acto.