La versión Cheika de Los Pumas volvió a mostrar que está para grandes cosas. En la madrugada argentina de este sábado logró un triunfo que rompió un maleficio, por primera vez el rugby argentino derrotó a los All Blacks en su propio terreno. Y lo hizo con autoridad rubricada en un extraordinario esquema defensivo llevado adelante con el sacrificio de sus jugadores.

En el inicio del partido fueron Los Pumas quienes abrieron el marcador de la mano de Emiliano Boffelli, pero los All Blacks se recuperaron rápidamente logrando imponer su juego, y fue Samisoni Taukei’Aho quien desbalanceo el marcador con la ayuda de los forwards.

A partir de allí, Argentina y Nueva Zelanda intercambiaron penales hasta que Caleb Clarke visitó el ingoal argentino para ampliar diferencia, pero Boffelli siguió sumando con su pie recortando diferencia, incluso desde mitad de cancha. El primer tiempo cerró 15 a 12 en favor de los anfitriones.

En el complemento, los All Blacks aprovecharon la eficacia de Richie Mo’unga para sumar de a tres. Los Pumas no bajaron los brazos y de la mano de Santiago Carreras sumaron el try que abrió el camino a la victoria y descolocó a los hombres de negro que sintieron el golpe y eso se notó en su juego.

Durante los media hora restante, Argentina se encargó de alejar a los maoríes del ingoal y aprovechar cada error neozelandés que Boffelli facturó con dos penales más, decretando así el primer triunfo argentinito en suelo maori.

El patadón de Tomás Cubelli afuera de la cancha marcó el final del partido y el 25-18 en favor de Los Pumas que la semana que viene volverán a jugar ante All Blacks pero esta vez será en Hamilton.

Nueva Zelanda: Ethan de Groot, Samisoni Taukei’Aho y Tyrel Lomax; Samuel Whitelock y Scott Barrett; Shannon Frizell, Sam Cane (capitán) y Ardie Savea; Aaron Smith y Richie Mo’unga; Caleb Clarke, David Havili, Rieko Ioane, Will Jordan y Jordie Barrett.

Cambios: ST, a los 4m, Codie Taylor, George Bower y Fletcher Newell por Samisoni Taukei’Aho, Ethan de Groot y Tyrel Lomax, respectivamente; 23m, Finlay Christie por Aaron Smith; 26m, Akira Ioane por Sam Cane; 29m, Quinn Tupaea por Rieko Ioane; 39m Stephen Perofeta (debut) por Jordie Barrett. No ingresó: Tupou Vaa’i.

Entrenadores: Ian Foster, Joe Schmidt y Jason Ryan.

Los Pumas: Thomas Gallo, Julián Montoya (capitán) y Joel Sclavi; Matías Alemanno y Tomás Lavanini; Juan Martín González, Marcos Kremer y Pablo Matera; Gonzalo Bertranou y Santiago Carreras; Lucio Cinti, Matías Orlando, Matías Moroni, Emiliano Boffelli y Juan Cruz Mallía.

Cambios: ST, 13m, Eduardo Bello por Joel Sclavi; 17m, Mayco Vivas por Thomas Gallo; 21m, Guido Petti por Tomás Lavanini; 26m, Tomás Cubelli por Gonzalo Bertranou; 31m, Santiago Cordero por Lucio Cinti y Santiago Grondona por Juan M. González, y 38m, Santiago Socino por Julián Montoya. No ingresó: Tomás Albornoz,

Entrenadores: Michael Cheika, Felipe Contepomi, Andrés Bordoy, Juan Fernández Lobbe y David Kidwell.

Primer tiempo: 7m, penal de Emiliano Boffelli (LP); 11m, try de Samisoni Taukei’Aho (NZ); 17m, penal de Emiliano Boffelli (LP); 29m, penal de Richie Mo’unga (NZ); 32m, try Caleb Clarke convertido por Richie Mo’unga (NZ); 36m, penal de Emiliano Boffelli (LP), y 40m, penal de Emiliano Boffelli (LP). Resultado parcial: Nueva Zelanda 15 vs. Los Pumas 12.

Segundo tiempo: 6m, penal de Richie Mo’unga (NZ); 7m, try de Juan Martín González convertido por Emiliano Boffelli (LP); 17m, penal de Emiliano Boffelli (LP), y 26m, penal de Emiliano Boffelli (LP). Incidencia: 30m, amonestado Shannon Frizell (NZ).

Árbitro: Nika Amashukeli (Georgia)

Cancha: Orangetheory Stadium, de Christchurch.