Este domingo superaron a Japón (39-27) y se metieron en los cuartos de final de la copa del mundo que se está disputando en Francia, donde tendrán a Gales como rival.

Con la mejor performance en lo que va del torneo, y una nueva y particular camiseta, Los Pumas superaron un rival muy complicado. Japón tuvo pasajes de gran rugby sorprendiendo con jugadas preparadas, y con determinadas actuaciones personales de altísimo nivel. Bajo esa escenografía el 15 argentino mostró actitud para superar momentos desfavorables. Apoyó cinco tries, tres de ellos por Mateo Carreras quien quedó como figura destacada del encuentro.

A los dos minutos de comenzado el encuentro Argentina visitó por primera vez el ingoal japones a través de Santiago Chocobares después de una atrapada en lo alto de Mallía y una acertada determinación de Bertranou buscando espacios por donde seguir su carrera después de recibir la pelota. El 7-0 tan tempranero abrió la ilusión de un encuentro que se resolvería rápidamente en favor de Los Pumas. Todo lo contrario.

Japón, siempre con muchos extranjeros en sus formaciones, ha evolucionado mucho. Su rugby muestra también destrezas individuales en muchos de sus jugadores, como la del segunda línea Amato Fakatava jugando con el pie y buscando su propia patada como si fuera un wing, o su medio scrum haciendo una media chilena (arriesgando la posesión en un scrum 5 a favor) que descolocó a la defensa argentina. Para colmo, promediando el primer tiempo Pablo Matera debió salir por una lesión que lo deja afuera del torneo.

Mateo Carreras no fue el único protagonista con rol destacado. Hubo varios con nivel superlativo. Marcos Kremer fue demoledor en la marca y ganando metros cuando pudo guardar la pelota entre sus brazos; la fortaleza de Gallo para afrontar el rigor físico con o sin pelota. Entre los tres cuartos resaltó Juan Cruz Mallía, que sobrevuela en las alturas para adueñarse de la ovalada con una seguridad envidiable, tal como lo muestra habitualmente también Emiliano Boffelli.

Gales será la próxima parada de Los Pumas buscando llegar a las semifinales como ya logró, en estas mismas tierras, en el 2007. En el nivel de compromiso mostrado hoy, la ilusión está intacta. Habrá que trabajar para mejorar el sistema defensivo (recibió tres tries) y mantener el nivel de concentración individual los 80 minutos.