Así lo propuso el oficialismo en el debate de la ley de leyes en la comisión de presupuesto de la Cámara de Diputados. El Frente de Todos decidió incorporar un artículo en el proyecto de Presupuesto 2023 para que los jueces, funcionarios y empleados del Poder Judicial paguen el Impuesto a las Ganancias, con lo cual se podrían sumar $237.000 millones a las arcas públicas.

La solicitud fue realizada por uno de los secretarios de la Comisión de Presupuesto, Marcelo Casaretto (FDT), quien señaló que “hay que modificar, dentro del rubro de gastos tributarios, la exención de los ingresos de magistrados y funcionarios de los poderes judiciales nacionales y provinciales”.

El Frente de Todos consiguió emitir dictamen de mayoría, con el respaldo de bloques provinciales, sobre el proyecto de Presupuesto 2023, con el fin de que pueda ser tratado en una sesión a realizarse el 25 de octubre. Aceptó incorporar una cláusula como pedía Juntos por el Cambio para que si la pauta de inflación o la recaudación se supera, se envíe un proyecto de ampliación de los gastos y recursos. En ese sentido establece que si “al 31 de agosto la tasa de inflación superara el 10% la meta establecida en el Presupuesto o los ingresos superan el 10%, el Poder Ejecutivo enviará una ley complementaria” y fija que no se puede ampliar el presupuesto por decreto.

El despacho fue firmado por el Frente de Todos y Provincias Unidas, mientras que Juntos por el Cambio pidió unas horas para poder evaluar todos los cambios incluidos. De esta manera, se respaldó el proyecto diseñado por el ministro de Economía, Sergio Massa, quien estima un aumento del 2% del PBI, una pauta inflacionaria del 60% y un descenso del déficit fiscal del 2,5% al 1,9%, que se busca con reducción de gastos y de subsidios.

Al comenzar el plenario, el presidente de la comisión, Carlos Heller, informó que se aumentan a $ 9.000 millones los fondos para los bosques nativos. En cuanto al transporte de pasajeros, Heller puntualizó que se prorroga el fondo de compensación y se eleva de $ 66.000 millones a $ 85.000 millones. Además, dijo que se crea el Consejo Federal de Administración para aplicación de la tarjeta SUBE y subsidios por jurisdicción.

Sobre las deudas de Cammesa, Heller explicó que las provincias tendrán que controlar el pago de sus prestadoras al mercado mayorista y tendrán seis meses para regularizar esos compromisos. La sesión está prevista desde el martes a las 13 con una extensión de casi 22 horas, aunque para acordar su coordinación, la presidenta del cuerpo, Cecilia Moreau, se reunirá con los presidentes de los presidentes de bloque, en Labor Parlamentaria.

Si bien hoy se incorporaron muchos cambios y se seguirán incluyendo otros, desde el oficialismo insisten en que esas reformas mantengan las variables económicas y no se aumente el déficit fiscal.

Si bien existen muchos pedidos de cambio, el Presupuesto ya tiene más del 65% de los fondos destinados a gastos sociales, incluidos los pagos de los diferentes planes de asistencia, así como las jubilaciones y pensiones, y se priorizarán los fondos para salud, ciencia y educación.

El proyecto estima un gasto total de casi $ 29 billones, con una recaudación aproximada de $ 22,5 billones y un déficit primario de $ 6,3 billones.