“Conflictos no hay porque ya está integrado”, aseguró Ricardo Lorenzetti al ser consultado por la situación que envuelve al Consejo de la Magistratura, tras el repentino desembarco de la Corte Suprema al organismo que se encarga del nombramiento y control de los jueces.

Lorenzetti, uno de los cuatro integrantes del máximo organismo judicial que tiene la Nación, visitó Córdoba con la excusa de presentar su libro, ocasión que aprovechó para fortalecer lazos con funcionarios judiciales de la provincia y mostrarse ante medios locales.

Cuando fue interrogado por la intervención al Consejo de la Magistratura minimizó el hecho, aunque reconoció que hay “cuestiones judiciales” pendientes atendiendo al planteo realizado en fuero judicial del polémico senador cordobés Luis Juez, quien reclama un lugar dentro del Consejo y fue otorgado a su par del Frente de Todos por Río Negro, Martín Doñate.

Lorenzetti dio entrevistas a distintos medios en los que mostró un perfil más político que judicial al señalar, entre otras cosas, que “en Argentina hay mucha gente que no tiene futuro, está excluida del sistema. Qué consejo podemos darle a un chico, nadie está brindando un camino de futuro. Hoy tenemos que pensar eso. El ambiente no es algo marginal, es un cambio de todo: la política, la economía y la sociedad”.  También dio definiciones que se prestan a variadas interpretaciones, aseguró “lo que está en la agenda es una gobernabilidad agotada. Estos síntomas de enfermedad se ven con el alejamiento de las personas de las instituciones y hay que cambiar”.