Los principales funcionarios del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires definen la postura que llevarán al encuentro del próximo jueves con autoridades nacionales, donde se debatirá el traspaso al distrito porteño de las competencias en materia de transporte público de pasajeros, entre esas responsabilidades están los subsidios que el estado Nacional abona por las 32 líneas de colectivo que circulan solamente por la geografía porteña. Varios funcionarios plantean salir con algo más contundente que la postura de victimización entendiendo que se trata de un reclamo que están acompañando gobernadores del mismo signo político.

Durante el fin de semana, el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, adelantó que es una “buena señal” el hecho de que el presidente Alberto Fernández asegurara que se cumplirán los pasos “que exige la Constitución” para el eventual traspaso.

Miguel consideró que este posible traspaso del manejo de las líneas de colectivos -hoy en jurisdicción nacional- “debe hacerse de acuerdo a las normas, que haya leyes que validen ese acuerdo y que se haga con las partidas presupuestarias correspondientes”.

El funcionario porteño explicó que la Nación destina al AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) unos 230 mil millones de pesos en subsidios al transporte, y aclaró que de este total sólo 9 mil millones tienen que ver con subsidios a la tarifa de los colectivos que circulan exclusivamente por la Ciudad de Buenos Aires.

El ministro de Gobierno de la Ciudad, Jorge Macri, evaluó en declaraciones periodísticas que se trata de “un nuevo avance contra el Gobierno porteño”, y afirmó que “hay una clara intencionalidad política de plantear una discriminación y una persecución contra la Ciudad, como ya sucedió con el recorte de la coparticipación”.

Agregó que “medidas como estas”, en alusión a un eventual traspaso, “no se pueden tomar a las apuradas” y pidió una mesa para “sentarnos a dialogar”.

Este diálogo entre autoridades porteñas y nacionales se dará el próximo jueves por la tarde, donde se comenzará a analizar el posible traspaso a la Ciudad de la jurisdicción sobre las 32 líneas de colectivos que comienzan y finalizan su recorrido en territorio porteño.

El Gobierno porteño está terminando de definir quiénes concurrirán al encuentro, pero en principio lo harían Felipe Miguel, Jorge Macri y el secretario de Transporte de CABA, Juan José Méndez.