La cartera de transporte conducida por Alexis Guerrera convocó a la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) a una nueva reunión este martes mediante la modalidad de Zoom. La reunión se extendió por apenas media hora. Según voceros de la Administración Nacional de la Aviación Civil,  IATA  pidió tratar de reducir las restricciones de los vuelos en la República Argentina. Recibieron como respuesta que eso tiene que ver con el cuidado de la vida y de la salud de los argentinos, haciendo un análisis de la evolución epidemiológica, que por supuesto deriva en la imposición de las medidas que sean necesarias para garantizarlas.

En el último DNU el Gobierno estableció un cupo diario de entrada de 600 pasajeros -anteriormente era de 2000- en los vuelos para intentar retrasar el ingreso masivo al país de la variante Delta de coronavirus, mucho más contagiosa, en el marco de la segunda ola de la Covid-19.

Días atrás, el vicepresidente para América de IATA, Peter Cerda, manifestó que había solicitado una reunión “urgente” con representantes del Gobierno nacional a los efectos de “buscar una medida más acotada para evitar el perjuicio que la disposición ocasionaba a las líneas aéreas y a los pasajeros”.