A contramano de las autoridades bonaerenses el intendente de La Plata, Julio Garro, anunció el fin del uso obligatorio del barbijo para el transporte público, los comercios y las oficinas municipales de la capital bonaerense. La decisión del Intendente enrolado en el Pro fue calificada como “irresponsable” por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

“Hemos decidido, por decreto, que a partir del día lunes la utilización de tapabocas en el espacio público, dependencias municipales y medios de transporte en La Plata pasará a ser optativo. También en comercios, siendo sus titulares los que dispongan su implementación”, difundió Garro través de su cuenta de Twitter.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Salud bonaerense consideró que la medida es “irresponsable y tomada sin ningún tipo de conocimiento científico y sanitario”. Además, remarcó que “en el territorio bonaerense la competencia primaria en salud es Provincial, a través de la cartera sanitaria”.