En una sesión que tuvo momentos caóticos la legislatura porteña sancionó este jueves la ley de Integración Productiva e Impulso al Trabajo en Barrios Populares que es muy resistida desde los barrios más pobres de la ciudad, cuyos vecinos se movilizaron hasta las puertas del Palacio Ayerza para repudiar el proyecto que propone beneficios impositivos para grandes cadenas comerciales que se instalen en las barriadas más empobrecidas de la Ciudad. Los vecinos temen que esto representa la desaparición de centenares de pequeños comercios propios ya instalados.

Desde el oficialismo aseguran que la propuesta impulsada por Larreta generará integración y más oportunidades laborales potenciando el crecimiento y desarrollo de cada persona y aumentará la oferta de productos y servicios disponibles..

El legislador Javier Andrade (Frente de Todos) señaló durante la sesión que, “nada le impedía a las grandes empresas instalarse en los barrios populares de la Ciudad.. Ahora van a hacerlo con exenciones impositivas y beneficios que los vecinos no tienen, encima incumpliendo las leyes de urbanización”.

Hubo un momento muy tenso cuando el legislador republicano García Moritan se dirigió a un sector del público que estaba en las gradas con carteles de repudio a la ley, a quienes les dijo: “Ellos (los diputados) están en la banca y ustedes reciben el plancito, fíjense cómo los usan”. Después, el marido de Pampita, se levantó de su banca y arremetió contra Andrade, al grito, “¿Qué te parás?”.

Por su parte Gimena Villafruela, (Vamos Juntos), defendió la ley asegurando “un paso fundamental en la integración plena de los barrios populares, es fomentar el empleo genuino y de calidad, sobre todo para que los jóvenes”.