Se siguen sumando protestas y movilizaciones de vecinos de distintos barrios porteños contra el proyecto inmobiliario de Rodríguez Larreta multiplicando la invasión de torres en zonas de casas bajas con buena cotización del metro cuadrado. Ahora, dicen basta quienes habitan un sector de Nuñez en cercanías del estadio de River.

Estos vecinos buscan impedir que se construyan torres en el Parque General Belgrano, luego de la entrada en vigencia de una normativa urbanística motorizada por el oficialismo que incrementó “entre un 300% y 400% la capacidad constructiva” en esa zona de casas bajas.

La abogada Silvia Najul, Presidenta de la Asociación de Fomento Vecinal Barrio Parque General Belgrano, advirtió que “el daño ya existe y es irreversible”.

En declaraciones a Radio Nacional señaló que “hay propiedades demolidas, construcciones en más alturas que ya no tienen vuelta atrás” con consecuencias para “vecinos colindantes que han perdido visual y luz” a lo que se suman reclamos “respecto a las provisión de servicios”.

Najul repasó la historia del barrio que “fue diseñado en 1929”; aclaró que, si bien tuvo una evolución, “no resiste mayores construcciones” y advirtió que hoy los vecinos “ven afectadas sus condiciones de habitabilidad y calidad de vida”.

Hizo especial hincapié en la importancia de preservar este espacio “que es un pulmón para la Ciudad” así como “la identidad barrial y el modo de vida que eligen sus habitantes”.

La Asociación Vecinal de Fomento Barrio Parque General Belgrano en la Legislatura porteña presentó un proyecto “tendiente a que se contemplen los intereses vecinales, no se construya con tanta altura ni volumen” en la zona.

El amparo contra el Gobierno porteño recayó en el juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario 18 y solicita la “inconstitucionalidad y nulidad de la actual regulación urbanística” para el polígono que comprende 37 manzanas, delimitado por las avenidas Del Libertador, Guillermo Udaondo, Presidente Figueroa Alcorta, y las calles Sáenz Valiente y Eduardo Romero.