La interna de Juntos por el Cambio se robustece con el correr de los días. Las aspiraciones de Mauricio Macri de volver a pelear por llegar a la Rosada nuevamente se hacen cada vez más visibles. Los columnistas de su canal (La Nación+) adelantan que el ex presidente ya ingresó en etapa formal de lanzamiento de su pre candidatura. Lo hicieron a la vez que destrozaron los comentarios de Facundo Manes cuando, desde ese mismo set de televisión, apuntó a recordar las causas judiciales que pesan sobre Macri relacionadas con el espionaje a propios y extraños.

El radicalismo no parece lograr consolidar lo que amaneció como un estado de rebeldía inicial ante el sometimiento que padece como fuerza secundaria del Pro. Lejos de acompañar a su correligionario Manes en las críticas a Macri, prefirió acomodarse bajo la axila protectora del poderoso empresario de extrema derecha. El Comité Nacional de la UCR, que preside el gobernador de Jujuy Gerardo Morales, fustigó los dichos de Manes en duros términos a través de un comunicado que hizo público días atrás.

Fue tan grosera la maniobra de la UCR que Morales debió salir en las últimas horas a reposicionar su aspiración presidencial lanzando frases de ocasión contra Macri. Señaló que sería conveniente no se presente en los comicios del año próximo. “Tiene todo el derecho a pensar y a pretender su segundo tiempo, pero creo que no sería conveniente para el país; tiene que tener un rol más de aconsejar por las experiencias que ha tenido a la hora de gobernar, él va a ayudar mucho desde ese lugar», afirmó en declaraciones periodísticas a Infobae. El jujeño cerró el comentario con una sobreactuación de su propia figura al resaltar, “me gustaría que sea candidato así le gano bien, porque le voy a ganar, le voy a poner una paliza en las elecciones (PASO) si es candidato».

El recorrido de la interna de JxC se encamina por estos días hacia un fortalecimiento del Pro. La fuerza creada por Macri tiene tres precandidatos lanzados para encabezar una fórmula presidencial. El propio ex Presidente, la inefable Patricia Bullrich y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Los dos últimos vienen recorriendo el país montados en discursos combativos contra el gobierno nacional. Las encuestas suman más adhesión para los tres juntos en relación a las que bendicen a sus socios radicales. Morales aparece más instalado como un vice de Larreta, que como número uno de una virtual fórmula 2023.

El socio menor de la alianza que gobernó hasta 2019 tienen sus propias crisis. En la Coalición Cívica se robustece cada vez más la idea de salir a luchar por algún posicionamiento en áreas ejecutivas, abandonando la postura de los últimos años donde solo sumó soldados propios a distintos ámbitos legislativos. Carrió escucha reclamos en ese sentido, algunos animándola a postularse nuevamente como pre candidata presidencial. Por ahora, los “lilitos” se mantienen en sintonía con las aspiraciones de Larreta, aunque su creciente debilidad deja dudas sobre la fortaleza de ese acuerdo. Volver a camuflar sus intereses bajo la candidatura de Macri está en carpeta. El límite, al menos por ahora, es la ex Ministra de Seguridad.