Distintas áreas del Gobierno intensificaron operativos de fiscalización de precios tendientes a desarticular maniobras especulativas en distintos establecimientos como supermercados e hipermercados. Los operativos están a cargo de inspectores de la Secretaría de Comercio que se suman a los realizados por otros organismos como ARBA Y AFIP.

El titular de la entidad, Martin Pollera, dijo que “estamos planificando para garantizar el mejor proceso de fiscalización. El macrismo la destruyó pasando de 500 inspectores a 13”.

Los operativos de las últimas horas fueron realizados sobre empresas productoras de bienes de consumo masivo con alto poder de mercado. Durante los procedimientos en distintas plantas, también participó la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), se controló que el transporte de mercadería se lleve a cabo con toda la documentación en regla y sin maniobras de evasión tributaria.

Las tareas de fiscalización de precios que impulsa la Secretaría de Comercio Interior se llevan a cabo en paralelo, junto a un grupo de inspectores de las distintas áreas especializadas de la AFIP que también realizan la tarea. Los agentes de la Dirección General Impositiva (DGI) realizan los relevamientos presenciales vinculados a los niveles de facturación, mientras que los inspectores de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social (DGRSS) corroboran el cumplimiento de las obligaciones laborales.

El Ministerio de Trabajo también es parte de los distintos operativos coordinados que se extenderán a lo largo de las próximas semanas, donde participarán más de 100 funcionarios de todos los organismos involucrados.