Todos los viernes y sábados de enero y febrero, de 10:00 a 16:00, el mítico transporte unirá las márgenes del Riachuelo, entre el barrio porteño de La Boca y la Isla Maciel. Así lo anunció la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) que realizará pruebas de funcionamiento del transbordador Nicolás Avellaneda de las que se podrá participar como pasajero de forma gratuita  El enorme coloso de acero, de 53 metros de altura, es el único de América y uno de los ocho que quedan en el mundo.

Fue inaugurado el 31 de mayo de 1914 y funcionó hasta 1960. En 1993, como parte del desmantelamiento de los ferrocarriles que impuso el gobierno liberal de Carlos Menem, estuvo a punto de ser desguazado y vendido como chatarra como parte de un lote de puentes ferroviarios. Gracias a la oposición de varias asociaciones de vecinos e historiadores pudo ser conservado.

En 1995 la ciudad de Buenos Aires declaró sitio de interés cultural a este puente, impidiendo de esta manera su demolición.​ Cuatyro años más tarde, en 1999, el gobierno nacional incluyó esta estructura en la lista de monumentos históricos nacionales.