El ministro de Economía Martín Guzmán, en una entrevista con la agencia AFP, advirtió sobre las consecuencias que podría tener para el FMI si empuja a nuestro país a una situación desestabilizante en el marco de la renegociación del préstamo, extraordinario por ser el más voluminoso que otorgó en toda su historia, que en 2018 le dio al ex presidente Mauricio Macri.

“El Fondo Monetario Internacional puede perder legitimidad si empuja a Argentina a una situación desestabilizante”, comentó el titular del palacio de Hacienda para también señalar que si Argentina “acepta la propuesta del Fondo, no solo se detendría la recuperación económica del país, sino que también se perdería la inversión en infraestructura pública”.

Desde hace dos años el gobierno negocia un nuevo acuerdo para el pago de los 44.000 millones de dólares que el organismo financiero internacional le entregó a Macri con el solo fin de ayudarlo a ser reelecto en la presidencia en las elecciones de 2019. El monto era mayor aún, llegaba a 57.000 millones de dólares, pero el presidente Fernández, tras triunfar en los comicios que lo llevaron a la Casa Rosada, anunció que no aceptaría seguir cobrando el resto del préstamo dada las condiciones irresponsables en que se había tomado estableciendo plazos de devolución imposibles de aceptar (19.000 millones este año y 20.000 millones el próximo).

Guzmán señaló que no se trata solo de la cuestión Argentina, es necesario establecer nuevos parámetros mundiales para este tipo de préstamos, “si queremos protegernos entre todos y proteger el funcionamiento del multilateralismo, es importante acordar algo que sea creíble y creíble quiere decir implementable”.