El dirigente político social Juan Grabois volvió a salir con los tapones de punta contra el gobierno nacional a pesar de integrar la coalición gobernante. Esa condición permitió que la fuerza que lidera, el Frente Patria Grande, tenga tres diputados nacionales, legisladores provinciales en la Ciudad de Buenos Aires.

“Pedimos una sola cosa y no tenemos respuesta”, señaló Grabois en declaraciones televisivas este jueves. Se refería a los momentos previos a la asunción de Sergio Massa al frente de tres ministerios económicos concentrados en uno solo. Según refirió en forma ambigua el pedido estuvo ligado a una medida concreta de ayuda a los sectores más postergados. Así lo planteó en la última mesa de negociación con las fuerzas que conforman la coalición.

El dirigente explicó que ahora serán las bases del Frente que conduce quienes decidirán si abren bloques propios con los legisladores que, en distintos ámbitos, fueron elegidos por estar en las listas del Frente de Todos.

En la Cámara de diputados este sector cuanta con tres representantes, Itaí Hagman, Federico Fagioli y Natalia Zaracho. Si se concreta la salida implicaría que el oficialismo pase de tener 118 diputados a 115.

Otro dirigente social, Luis D´Elia, salió al cruce de Grabois con particular dureza. “Hubo dos tipos de dirigentes sociales: los que pactaron y los que fuimos a la cárcel, como Milagro Sala, Fernando Esteche y Luis D’Elía porque no quisimos arreglar con Macri”, insinuó para terminar destacando que Grabois tiene 5.000 contratos en la Ciudad de Buenos Aires. “Tiene funcionarios en este Gobierno, la Secretaría de Hábitat es de él. Cualquier iniciativa que se construye, sale a sabotearla. A Batakis, 48 horas después de que asumió convocó a los saqueos, convocó a la pueblada. Él tiene 5.000 contratos con Larreta”.

.