Alberto Fernández mantuvo este miércoles una reunión con el presidente de General Motors Internacional, Shilpan Amin, quien le anunció que la compañía comenzará a producir la SUV Chevrolet Trucker en su planta del Complejo Automotor de Alvear, en la Provincia de Santa Fe, lo que demandó una inversión directa de 350 millones de dólares para el mes de julio.

El objetivo de la empresa es exportar el nuevo vehículo a países de Latinoamérica, principalmente a Brasil y Colombia, adonde destinará el 80% de la producción que incorporó la tecnología de manufactura 4.0.

Durante el encuentro, el mandatario dialogó con los ejecutivos de General Motors sobre el proyecto de ley de Promoción de la Movilidad Sustentable, que prevé la creación de un régimen especial para los vehículos propulsados por fuentes de energía sustentables. La ley establece un régimen de beneficios tanto para la demanda (público comprador de vehículos) como para la oferta (terminales, autopartistas, fabricantes de baterías y cargadores, entre otros actores del sector).