Tras la determinación del Comité de Derechos Humanos de la ONU reconociendo la manipulación judicial que sufrió Luiz Inácio Lula da Silva provocándole una persecución política y su encarcelamiento injusto, el presidente Alberto Fernández expresó su solidaridad con el ex presidente de Brasil.

A través de un mensaje desde su cuenta en la red Twitter el Jefe de Estado argentino señaló: “La decisión del Comité de Derechos Humanos de la ONU de reconocer la persecución a Lula abre un nuevo horizonte para quienes luchamos contra el lawfare, por una justicia íntegra y por la vigencia plena de la democracia y del Estado de derecho”.

El Comité de la ONU, un órgano de 18 integrado por expertos independientes que tiene su sede en Ginebra, concluyó que en  Brasil se violó el derecho del expresidente brasileño a ser juzgado por un tribunal imparcial en la operación anticorrupción Lava Jato.

Lula se expresó tras la determinación de la ONU señalando: “Hoy estoy feliz, la decisión de la corte de la ONU me lavó el alma. Y solo quiero que la prensa, que difundió tantas mentiras sobre mí, se disculpe y admita que Moro y Dallagnol les mintieron”.