¨Necesitamos poner en valor el norte argentino”, afirmó este martes el presidente Alberto Fernández encabezando, en la ciudad de Monteros, Tucumán, una nueva reunión de Gabinete Federal, en el marco de Capitales Alternas. El primer mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, el gobernador Osvaldo Jaldo, los ministros nacionales y de la provincia, realizarán firmas de convenios y anuncios de obras e inversiones.

“La pandemia debe servir para tener un instante de reflexión. No podemos, después de tanto dolor para volver a reconstruir la injusticia, y esto depende de todos nosotros de los que nos votaron y lo que no nos votaron”, señaló para enfatizar que nadie puede ser feliz en una sociedad postergada.

Fernández volvió sobre los pasos del ex presidente Raúl Alfonsín, que durante su gestión propuso e hizo ley llevar la capital a Viedma-Carmen de Patagones, al preguntarse si no es hora de trasladar la presidencia a alguna provincia planteando la necesidad de descentralizar el país. “Las capitales alternas la planteamos con esa idea, salir de Buenos Aires”, afirmó para después remarcar que recorriendo el país se observan las zonas postergadas, gente pidiendo empleo, un trabajo. “La mejor argentina es la que crea empleo” señaló que el futuro está en nuestras manos, “hacer una sociedad más justa es posible”.