“Entre el año 2015 y 2019 se perdieron 160.000 puestos de trabajo formales en la actividad industrial, cerraron 24.700 PyMEs y el salario real se redujo 20 puntos”, describió este miércoles el presidente Alberto Fernández  en la sede del Smata, al participar del acto de la Confederación de Sindicatos Industriales de la República Argentina (Csira), en el marco del 77° aniversario de Smata.

El primer mandatario volvió a cargar las tintas contra la gestión del gobierno anterior, recordando que hubo “que renegociar la deuda” con el Fondo Monetario Internacional “en medio de una pandemia” y en un país “sin Ministerio de Salud” que había sido cerrado por la gestión de Mauricio Macri. También afirmó que Argentina “fue uno de los países que más inmunidad de su población logró” durante la pandemia de coronavirus, y destacó el crecimiento de la economía tras la emergencia sanitaria.

Fernández también rechazó la idea de la meritocracia al señalar que “el mérito mueve a la sociedad si todos tienen los mismos derechos”. Por último reiteró que en el Frente de Todos “todos debemos estar unidos porque, cuando nos dividieron, ganó Mauricio Macri”, y remarcó que “los compañeros que plantean disidencias no pueden ser los enemigos”.