Tras el discurso de Cristina Fernández en un plenario de la UOM realizado en Pilar, donde señaló la necesidad de fortalecer la tendencia a una mejor distribución de la renta nacional, Alberto Fernández pareció responderle sin nombrarla al señalar “si existen diferencias, saldemos las diferencias. Unidad en la diversidad para enfrentar a la adversidad. La adversidad se llama derecha. No está entre nosotros, está enfrente y nos sigue amenazando todos los días. Un día le ponen la pistola en la cabeza a Cristina y otro día se la ponen al pueblo argentino”. 

El Presidente realizó esta declaraciones en Santa Fe durante una charla pública con el ex mandatario de Bolivia, Evo Morales, en el marco de una jornada titulada “La región de las venas abiertas” a 17 años del No al ALCA, organizada por el jefe del bloque del Partido Justicialista en la Cámara de Diputados de Santa Fe, Leandro Busatto.

“Debemos fortalecernos como región para poder potenciar el crecimiento de todos nuestros hermanos latinoamericanos y para tratar de llevar la justicia social que hoy no existe en América Latina”, resaltó el primer mandatario para agregar “Nosotros somos representantes de los que no tienen voz, y si la política es un juego de representación de intereses, nosotros representamos a los desposeídos, a los descamisados de Evita. Si seguimos creyendo en todo eso no tenemos ninguna otra alternativa que unirnos indisolublemente”.