Las repercusiones de las acusaciones vertidas en el programa de Mirta Legrand, tanto por el periodista del diario la Nación, Hugo Alconada Mon como Elisa Carrió, se van multiplicando. Ambos, ante la sorpresa de la conductora del histórico ciclo televisivo, recordaron la persecución y amenazas que recibieron durante el gobierno de Mauricio Macri.

El presidente Alberto Fernández arrobó el video correspondiente que había retuiteado su vocera Gabriela Cerruti, pidiendo que un fiscal recoja el guante e investigue semejante denuncia. “Aquí el testimonio que un fiscal serio de la Nación debería investigar” señaló el primer mandatario en el primero de una serie de mensajes relacionados con este tema. Lo dije el viernes en el Coloquio de IDEA. En mi Gobierno no pasa lo mismo que en el anterior. No somos todos lo mismo. La corrupción de las empresas familiares (Correo Argentino, parques eólicos, autopistas), el espionaje contra propios y extraños, las mesas judiciales para perseguir a la principal referente opositora y la utilización de la AFIP para callar medios críticos, hicieron del Gobierno de Macri el peor en términos institucionales desde el regreso de la democracia”, completó Fernández. 

Para entender porque un periodista del diario La Nación sale a denunciar esto ahora, y como se suma Elisa Carrió, es necesario saber que este movimiento se relaciona a la interna misma de Juntos por el Cambio y, en paralelo, a un proceso de confrontación interna que mantiene el centenario diario fundado por Bartolomé Mitre.

Es un secreto a voces que el canal La Nación + está bajo el comando de Mauricio Macri. En su línea editorial, bajada por los principales comunicadores contratados, apuntalan su candidatura presidencial. Hay, en este sentido, intereses cruzados con la conducción del diario desde donde se viene armando un apoyo más explícito a Horacio Rodríguez Larreta en sus aspiraciones futuras. De hecho, existen algunas pocas producciones del canal que maneja el diario y se graban en su redacción. El programa de Luis Novaresio es uno de ellos. Desde ese lugar días atrás Larreta comentó su noviazgo. Ese reportaje tuvo una previa de media hora a solas entre el conductor y el Jefe de Gobierno porteño acordando el recorrido del dialogo que mantendrían.

Si bien Elisa Carrio señala con la habitual sobreactuación que la caracteriza que se opuso a la nominación de Majdalani en la AFI, su relación con Macri sigue siendo ambigua. Hace pocos días la Legislatura porteña voto afirmativamente a Roberto Requejo como primer juez electoral de la Ciudad de Buenos Aires, una designación que alejará a la jueza federal María Servini de la órbita electoral porteña. Requejo está vinculado con un socio político de Macri, Daniel Angelici. Puertas adentro de la Coalición Cívica Carrió ordenó acompañar este nombramiento. Entre los 38 votos que aprobaron la designación de Requejo estuvieron sus legisladores.