El Presidente Alberto Fernández estuvo reunido dos horas y media el ex senador demócrata Christopher Dodd, enviado especial del presidente Biden que viajó a Buenos Aires como parte de una gira por la región buscando apuntalar la mirada de Estados Unidos en relación a la próxima Cumbre de las Américas se realizará del 6 al 8 de junio en Los Angeles.

Durante el encuentro el presidente le señaló al enviado de Biden que EEUU había mantenido una política muy difícil con la región durante los años de Trump y que esto no ha cambiado demasiado y le remarcó que es una vergüenza que se mantenga el bloqueo a Cuba y Venezuela y ni siquiera se haya modificado durante la pandemia. En este marco el Presidente no confirmó su asistencia a la cumbre esperando nuevas reuniones para tomar una decisión definitiva.

Esta mañana Fernández había señalado “si en verdad no deberíamos unir voces para decirle al norte paren, es nuestro continente”, fue en la apertura de la III Reunión Regional de Ministras y Ministros de Educación de América Latina y el Caribe, en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería argentina, cuyo objetivo central es favorecer la cooperación regional en esa materia.

La definición del Presidente fija una posición, no solo como Presidente Argentino sino también como titular de la CELAC, en la Cumbre de las Américas, a la que no asistirán Venezuela y Nicaragua por ser rechazados por Estados Unidos,y  tampoco lo harán Cuba y México en solidaridad con los países censurados. Fernández, si bien aún no se oficializó su asistencia, seguramente lo hará para expresar la disconformidad de la región con la postura arbitraria del gobierno de Estado Unidos.