El Papa Francisco le envió esta mañana un telegrama a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el que expresó su “solidaridad y cercanía en este delicado momento” tras el ataque que sufrió anoche en la puerta de su domicilio. Posteriormente el Sumo Pontífice se comunicó telefónicamente con Cristina para expresarle verbalmente su preocupación.