El movimiento obrero representado en la CGT y la CTA junto a diversos movimientos sociales cercanos al Gobierno Nacional se movilizaron pacíficamente a la Plaza de los dos Congresos con fuertes críticas a los sectores empresarios de la producción nacional a quienes señalan como responsables del proceso inflacionario que vive el país.

La convocatoria multitudinaria se realizó bajo el lema “Primero la patria”. En conferencia de prensa la mesa de conducción de la CGT planteó la necesidad de “encontrar una salida en favor de todo el pueblo y no llevar adelante una salida como pretenden los sectores de concentración económica que presionan en un proceso devaluatorio que aumentaría la masa de pobreza estructural que sufre nuestro país”, según lo planteó Héctor Daer uno de los referentes del triunviro.

Daer interrogado sobre la posibilidad de avanzar en un paro general ante la escalada inflacionaria señaló que “no se trata de cuántos puntos de inflación se toleran para convocar a una huelga. Nosotros queremos dinámica en las paritarias para recomponer el salario”.

Los partidos de izquierda, por su lado, marcharon hacia Plaza de Mayo donde montaron un palco para que varios oradores arenguen ante una cantidad de presentes que estuvo, en cantidad, por debajo de lo que la dirigencia de este sector esperaba.