Resulta casi cómplice el silencio que mantiene la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal respecto a dar una respuesta ante la evidencia que muestra el video donde se observa a su ex Ministro de Trabajo, en junio de 2017, organizando una reunión con integrantes de la AFI y empresarios de la construcción de La Plata, para armar causas judiciales contra sindicalistas opositores.

En esta dirección se refirió la titular del bloque de senadores provinciales del Frente de Todos, Teresa García, al señalar que “la exgobernadora no emitió una sola opinión sobre su responsabilidad en el tema. Hay silencios que son preocupantes. Me preocupa el silencio de los integrantes de Juntos por el Cambio (JxC) no macristas y, fundamentalmente, el de la exgobernadora Vidal”.

El video, que se extiende por más de tres horas, resulta revelador de como se armaban causas judiciales que terminaron por detener a varios sindicalistas, realizar decenas de allanamientos y procesar adversarios políticos.  La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, ya presentó una denuncia ante la justicia federal de La Plata.

En el video aparecen, entre otros, el por entonces ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas; el exministro de Infraestructura provincial, Roberto Gigante; Adrián Grassi, exsubsecretario de Justicia bonaerense; Juan Pablo Allan, senador provincial; y el intendente de La Plata, Julio Garro, además de empresarios y los agentes de inteligencia Sebastián De Stefano, director de jurídicos de la AFI y Darío Biorci, por entonces cuñado y jefe de gabinete de Silvia Majdalani, subdirectora de la AFI.

El ministro Villegas llegó a expresar en esa reunión su deseo de tener una Gestapo para accionar contra los gremios en Argentina. “Nunca como ahora quedó tan explícito que esto era no sólo una metodología sino una forma de sometimiento y subordinación de las personas que reclamaban justicia o dentro de su propia fuerza”, comentó la senadora.