El Gobierno nacional convocó a Rodríguez Larreta y Felipe Miguel a coordinar una reunión para analizar las competencias del servicio de transporte de pasajeros con recorrido íntegro en CABA. La Ciudad adelantó que aceptará el llamado.

El secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, agregó un dato más a una determinación que estarían por anunciar en las próximas horas, traspasar 32 líneas de colectivos al gobierno de la ciudad de Buenos Aires y así equiparar los subsidios con el resto de las provincias y también las responsabilidades.

Giuliano sostuvo que la Ciudad de Buenos Aires “debe recuperar su autonomía plena” para regular y controlar las líneas de colectivos que son “exclusivas de su territorio”. Se trata de una determinación que está analizando el Ministerio de Transporte de la Nación y le dará a conocer a las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires en las próximas horas.

En la Ciudad se abona el boleto con una tarifa sensiblemente menor al resto de las provincias cuyas autoridades vienen reclamando una equiparación una regulación más equitativa a través de subsidios. El año pasado el Estado Nacional le pagó a los colectivos que circulan exclusivamente en la Ciudad $14.500 millones por compensaciones tarifarias y por gasoil a precio diferencial; mientras que para el todo el resto del país se giraron $30.000 millones a través de un Fondo Compensador que suplió a los subsidios.

La Ciudad más rica del país tiene una ventaja notable sobre el resto de las provincias. Los gobernadores se lo han hecho saber al presidente Fernández, piden aumentar por lo menos un 50% el monto que se distribuye fuera de la Capital Federal.

“El hecho de que el Estado nacional continúe subsidiando a las líneas de transporte urbano de pasajeros que solamente van por recorridos dentro de la Ciudad de Buenos Aires perjudica a las otras provincias y ciudades que tienen un tratamiento distinto”, comentó Giuliano en declaraciones al Canal A24.